CHAMPAGNE

El champagne, nacido en la región francesa de Champagne, es mucho más que un vino espumoso; es un emblema de celebración y sofisticación que ha conquistado los paladares más exigentes del mundo. Su historia se remonta siglos atrás, donde el clima continental influenciado por el Atlántico proporciona las condiciones perfectas para el cultivo de las uvas Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier, las cuales aportan sus cualidades únicas a este elixir dorado.

Leer más

El champagne, nacido en la región francesa de Champagne, es mucho más que un vino espumoso; es un emblema de celebración y sofisticación que ha conquistado los paladares más exigentes del mundo.

Su historia se remonta siglos atrás, donde el clima continental influenciado por el Atlántico proporciona las condiciones perfectas para el cultivo de las uvas Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier, las cuales aportan sus cualidades únicas a este elixir dorado.

La meticulosa elaboración del champagne es un arte en sí mismo, desde la vendimia manual hasta la fermentación alcohólica en tanques de acero inoxidable o barricas de roble. Pero es el método champenoise, o método tradicional, el que eleva al champagne a su máximo esplendor, con una segunda fermentación en botella que da lugar a las finas burbujas que dan vida a esta bebida única.

La diversidad de estilos y sabores del champagne es fascinante, desde los brut frescos y afrutados hasta los blanc de blancs elegantes y los rosados seductores. Cada copa cuenta una historia de terroir y tradición, reflejando la maestría de los productores y la riqueza del paisaje champenoise, con sus laderas de colinas y suelos calcáreos bañados por el sol.